lunes, 3 de diciembre de 2007

detrás de la cortina

¿Cuántas veces hemos querido retirar esa cortina que no nos dejaba ver más allá?

¿Cuántas veces por miedo, vergüenza, cobardía o incluso pereza hemos retirado la mano y no hemos visto lo que había detrás?

Y lo que es peor… ¿cuántas veces, al armarte de valor y retirar la cortina, has encontrado algo inesperado, quizás sencillo, ridículo, común… algo que te ha hecho pensar… para que tanta incertidumbre?

Como en “El Mago de Oz” cuando se descubre que quien hay detrás de la cortina no es más que un hombre común. Un hombre moviendo los hilos, fabricante de sueños y falsas esperanzas, un hombre que al fin y al cabo no era mucho más diferente que Dorothy.

Empiezo hoy este blog con una intención muy clara. Publicar mis efemérides que con tanto cariño han acogido algunos de mis buenos amigos. Por supuesto las hago para ellos, pero también para mí. Para que nos riamos y sorprendamos de lo payasos que podemos ser a veces.

También habrá sitio para un montón de cosas más, seguro, cualquier cosa que se me pase por la cabeza y quiera incluirla y compartirla, aquí estará. Sólo con la intención de pasar y haceros pasar un rato, si más no, agradable.

Y ¿quién sabe? Quizás algún día me convierta en el hombre detrás de la cortina, que por supuesto no será una cortina de humo.

Y eso sólo es posible, si seguimos el camino de baldosas amarillas.


javier


3 comentarios:

ca la mar dijo...

flipo contigo, tronco, no tenías bastante con el fotolog, también tienes un myspace y ahora te haces una cortina... VICIOSO!!

Anónimo dijo...

estoy en ese trance ahora, las cortinas son barreras temporales, disfruto por el momento estas detrás, pero al saliré y al reflejarme en la realidad seré el mismo, quiza menos vulnerable que es lo q enseñan.

javier, ni más ni menos dijo...

mmmm, interesante...

detrás de la cortina

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. detrás de la cortina