viernes, 15 de febrero de 2008

ordenando ideas azules

A veces tengo la sensación que los saltamontes azules siguen persiguiéndome. Y eso es porque estoy convencido que todavía no se han ido. Esta mañana me he despertado más temprano de lo normal y he ido a dar un paseo por la playa. Para ir a la playa no cojo el tranvía, porque me llevaría al centro de la ciudad y yo tengo que ir en dirección contraria. Tengo que atravesar el pequeño bosque que hay detrás de mi casa. Es un bosque encantado. Lo sé porque a veces, por las noches, se oyen ruidos muy extraños que no son de animales ni el viento.

Cuando estaba en el bosque de camino a la playa he oído detrás de mí el chirrido de un saltamontes. Me he sobresaltado a pesar que sé que en ese bosque viven un montón de saltamontes, pero no de los azules, que son los malos. Los saltamontes que hay en el bosque de detrás de mi casa son verdes, amarillos o incluso rojos, pero nunca azules. Me he girado para mirar, pero sólo he visto uno pequeño y amarillo, pero la cosa es que, al darme la vuelta para seguir mi camino, me ha parecido ver un pequeño destello azul. Así que no me he quedado del todo convencido.

El paseo por la playa me ha ido muy bien para ordenar muchas ideas que llevaban varios días golpeando las paredes de mi cabeza. A veces, cuando se me acumulan las ideas en la cabeza, no tengo tiempo para ordenarlas y entonces, cuando pasan varios días, empiezan a ponerse nerviosas y empiezan a ir de un lado a otro de la cabeza rebotando contra las paredes. Eso me provoca un dolor de cabeza muy fuerte y entonces me cuesta más poner orden, porque el dolor no me deja pensar correctamente. Por eso, cuando me levanto antes de lo normal aprovecho que las ideas están todavía dormidas y tranquilas y me voy a la playa y en silencio, poco a poco, para no despertar a las demás, las cojo y las voy poniendo cada una en su lugar. Y así, mi cabeza vuelve a tener paz.

Pero tengo una sensación que nunca sé donde colocar. No quiero colocarla en la caja donde tengo todas mis ideas, pensamientos y recuerdos de todo lo que me ha pasado con los saltamontes azules porque es una sensación que no me gusta y cuando pones una sensación así con recuerdos pasados puede hacer que esa sensación crezca y crezca y acaba haciéndose realidad. Cuando sientes que algo malo va a pasar, al final te obsesionas tanto, que pasa. Y tampoco quiero ponerla en ninguna otra caja, porque, para empezar, no debería estar ahí, y luego, corrompería todo lo que hubiera en esa caja.

Tengo que encontrar algo que me ayude a destruir esa sensación. Quizás si la metiera en una botella y la sellara y la lanzara al mar me desharía de ella. ¿Y qué pasa si alguien encuentra la botella y la abre? ¿Qué pasa si una ballena se traga la botella y la expulsa en su chorro de agua y se golpea contra una roca? Pues que volvería esa sensación. Así que sólo me queda una solución: tengo que destruirla. Pero ¿Cómo?

Buscaré algo que me ayude… Esta es la conclusión a la que he llegado esta mañana en la playa. Cuando ha empezado a amanecer he vuelto a casa, he desayunado, como siempre, mis panecillos con mermelada de arándanos, un poco de chocolate y el zumo, pero hoy no he tomado leche, porque no me apetecía. Además se me ha hecho un poco tarde y he tenido que salir corriendo y me he dejado la botella de la leche en la puerta. Tengo que llamar a Aurelia para que la recoja y la meta en la nevera. No quiero que se estropee.


el chico detrás de la cortina

lunes, 11 de febrero de 2008

11 de febrero de 2008

Buenos días,

Hoy es lunes 11 de febrero de 2008, son las 09.20, la 01.20 en Alberta.
Hoy no es que sea un día demasiado especial, pero como hace un montón de tiempo que no hago una efeméride, por falta de tiempo en el curro, hoy que voy bastante holgado la haré, y no quiere decir que lleve unos pantalones 4 tallas mayores que la mía habitual, si no que el viernes acabé el trabajo y me puedo permitir un pequeño descanso.

Después de tanto tiempo sin poner en práctica mis dotes líricas, siento que estoy un poco oxidado, pero intentaré darlo todo para que esta efeméride sea de lo más divertida.

Hoy es santa Lourdes, que no es hebreo, ni romano ni nada. Es Francés y hace referencia a Lorde, cuyo significado es “aquella que pertenece a Lourdes”. O sea, que toda mujer que se llame Lourdes es un bucle en si misma. Se pertenece a ella misma y ella, a ella misma y ella, a ella misma y ella, a ella misma... Son mujeres libres en si mismas. Una vez conocí a una Lourdes, era buena, pero era Lurdes, no Lourdes. Más tarde conocí a otra, era mala. Y ya sabéis lo que dicen: si quieres un milagro, vete a Lourdes. A mi me parece que aquello debe de ser un sitio realmente deprimente. No he estado nunca, pero solo pensar que tiene que ser una especie de Montserrat a lo grande, con todo de miembros protésicos en cada recodo del camino, ya me da no se qué y no me llama nada la atención. A no ser, que un día necesite una cadera, claro… aunque conociéndome, seguro que elijo la más anticuada y me chirría…
Mia Farrow se llamaba Maria de Lourdes Villiers-Farrow. Conocida por ser pareja de Woody Allen, el cual le arrebató a su hija adoptiva para tener relaciones con ella, la pobre no tuvo demasiad suerte. Por supuesto, ella le abandonó y se hizo embajadora de buena voluntad de UNICEF. Interesante elección.

¿Qué se celebra hoy? Pues, la verdad, no mucho…
En el 660 antes de Cristo hoy se fundaba Japón, ala, así como quien no quiere la cosa. Y míralos ahora, los japoneses… gente rara donde la haya, gente tecnológica, gente friki, pero entrañables al fin y al cabo. Y menos mal que están porque sin ellos, los videojuegos y los relojes de pulsera con lucecitas, entre otras cosas, no serían tanto.
En 1873, aquí en España se declara la I República con Estanislao Figueras como presidente. Duró un par de añitos, luego los Borbones retomaron las riendas del país y se pusieron a tener hijos, sobrinos, nietos… con los que repoblar el país si un día hubiera una explosión nuclear en España y a ellos les pillara de vacaciones en Suiza o Groenlandia.

Y, ¿quién cumple años hoy? Veamos…
¿Qué tal si empezamos con Thomas Edison? Eso si que es empezar con buen pie, verdad? Pues no, es decepcionante. Según él, era parcialmente sordo porque un empleado del ferrocarril le cogió de las orejas al intentar subirlo al vagón de un tren en movimiento cuando era pequeño. Imagínate, cuando eres un retaco que quieres subir a un tren y se pone en marcha y el revisor va y te agarra de las orejas “para ayudarte a subir”. No se pero yo me imagino al pobre chaval volando al lado del tren colgando del revisor por las orejas…
Se dice que fue el inventor de la bombilla, pero acabo de leer por ahí que es mentira, que simplemente la perfeccionó. No podemos fiarnos de nadie. Cuando somos jóvenes nos engañan y vivimos toda nuestra vida creyendo en algo, que un día descubres que es mentira. Pues ya no me parece tan interesante el tal Edison. Y encima estaba en lucha con los hermanos Lumière por la patente de la máquina de cine… que asco! Siempre luchas, guerras, intereses…

Vaya! Y parece que las onomásticas siguen con un montón de cantantes…
Antonio “Dos Gardenias” Machín, nuestro querido Joselito, con el que nos hemos reído mucho últimamente en Supervivientes, bueno, solo las dos semanas que estuvo, menos mal que tenemos a Karmele ahí dando guerra. Sigue ahí? Espero…
También tenemos a Tino Casal, Sheryl Crowd (que yo llamé una vez Cheli McCraun), Juan Aguirre (de Amaral), Craig Jones, Kelly Rowland (de las Destinys) y ya está.
Y Burt Reynolds y Jennifer Aniston, representando al mundo del cine. Jennifer, que en realidad se llama Jennifer Joanne Lynn Anastassakis. Nada más y nada menos. Cuanta pompa. Y se que la semana pasada hablé de su nombre con alguien, pero no puedo recordar con quien. Mala memoria…

Ya os dije que hoy no era un día demasiado interesante, en cuando a efemérides se refiere, pero necesitaba hacerla, así que esto es lo que hay. Otro día más y mejor.

Chistes!!!

¿Por qué los funcionarios son ateos?
-Porque no creen que después haya una vida mejor.

Un borracho llega a una tienda de licores y le dice al vendedor:
-Por favor una bebida de Shakira.
El señor le dice:
-¿De Shakira?
Y dice el borracho:
-Sí, de esas que dejan brutos, ciegos, sordos, mudos...


Malos, lo sé. Da igual. Como siempre me libro de toda responsabilidad de todo lo dicho recordando que todo esto es cierto si mis fuentes son ciertas.

Besos!!

detrás de la cortina

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. detrás de la cortina